Capítulo III de la Miniserie Fuerzas Motivacionales de la Adicción

Del libro de Adicciones su dimensión oculta, autor Henry López J


EL CULTIVO DE LA MEMORIA Y EL PROCESO ADICTIVO

Cuando se usa una droga que altera la percepción y la conciencia,

la persona no tiene recuerdos en su memoria de los efectos

de la sustancia. Esto implica que es una experiencia única que deriva

pensamientos nuevos. El problema que aparece es que después

de esa experiencia la persona no encuentra el mismo disfrute,

ya que es el recuerdo del efecto anterior el que lo hace volver a

experimentarlo.


Es decir, la memoria interviene entre la persona y el efecto deseado;

por ello no hay disfrute pleno o satisfacción completa, de esta forma

la memoria y los recuerdos de cada experimentación con droga

se convierten en una afanosa, opaca y vacía cadena de recuerdos

tendientes a encontrar la sensación inicial. No importa cuántas veces

se use la droga y se experimenten sensaciones; el adicto siempre

estará tratando de revivir la experiencia anterior, que no es más

que un recuerdo sepultado en la memoria.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo